Los seres humanos hemos sido dotados con la máquina más potente y maravillosa que haya existido jamás:  La Mente.

Un enigma para algunos y estudiada por otros, la mente humana es la creación más perfecta, con capacidad para crear y manifestar todo aquello cuanto se desee.  Pero, por qué es tan complejo develar sus secretos y conectar con su gran poder?  Son muchos los factores que han llevado a que la humanidad se desconecte de su poder mental y haya caído en un estado de sumisión, quedando a merced del “destino” o de las voluntades ajenas.  Desde hace varios años vengo estudiando el poder la mente consciente y subconsciente y su impacto en nuestra vida, descubriendo con asombro que todos los acontecimientos son perfectamente controlables en el momento que logramos conectar al unísono con nuestra capacidad mental.

Tu mente puede ser tu mejor aliada o tu peor enemiga. De qué depende esto? De las funciones que tú le asignes y de la forma como la comandes.  La metafísica, una rama de la filosofía que estudia la naturaleza, estructura, componentes y principios fundamentales de la realidad, expone en varios de sus tratados cómo trabajar la mente desde el conocimiento pleno de las leyes Universales.

La mente consciente y subconsciente en conexión plena la una con la otra, crean la realidad humana.

Cómo trabajan en conjunto la mente consciente y subconsciente?  Te lo explicaré de una forma muy sencilla:  la mente consciente o mente racional recibe estímulos del exterior a través de los sentidos convirtiéndolos en pensamientos.  Si estos pensamientos son recurrentes, es decir, si constantemente tú estás pensando lo mismo (ya sea positivo o no), entonces tu mente subconsciente asume que tú le estás dando una orden, tomando esa información y acogiéndola como una creencia.  Esa creencia es una semilla que comienza a crecer en tu subconsciente y luego de un tiempo da fruto; ese fruto es todo aquello que ves manifestado en tu vida.

La mente subconsciente no es selectiva, eso quiere decir, ella asume que todo aquello que estás pensando repetidamente es una orden y trabaja de la mejor manera para hacer que se convierta en tu realidad.  De ahí la importancia de ser tan selectivo con tus pensamientos.

Quizás el 100% del tiempo no estarás en el mismo estado mental, el problema como tal no es tener pensamientos de baja vibración, el problema es que esos pensamientos sean repetitivos y les permitas alojarse.

Tu mente consciente es como un jardín y tú eres el jardinero que decide qué semillas sembrar y cuáles desechar. Entonces está en tus manos hacer la selección de las mejores semillas para que luego coseches los frutos más exquisitos.