El feng shui es un ancestral sistema chino que busca armonizar los espacios y disponer correctamente los elementos para que la energía fluya.
Para aplicar el feng shui en la mesa de trabajo, empieza por despejarla de las cosas personales para volver a colocarlo según el mapa bagua. Dividimos el espacio de trabajo en 3 filas y 3 columnas y en cada cuadrante tendremos que colocar los siguientes elementos:
✨En la esquina inferior derecha se encuentra el cuadrante de los viajes donde habrá que colocar algo metálico. Puedes colocar algún recuerdo de un viaje memorable o por ejemplo el teléfono para favorecer nuestros contactos.

✨En la zona inferior central estaría nuestro ordenador donde se encuentra el cuadrante de nuestra carrera profesional.

✨En la esquina inferior izquierda se encuentra nuestro conocimiento y crecimiento académico donde dejaremos nuestros libros y cuadernos.

✨En el cuadrante central derecho se encuentra la creatividad y el entretenimiento, por lo que dejaremos ahí nuestra herramientas de trabajo como bolígrafos y lapiceros aunque también podemos dejar una foto de nuestros hijos y pareja.

✨En el centro de la mesa deberíamos dejarlo libre de objetos.

✨En el cuadrante central izquierdo se encuentra la familia, los amigos y la salud. Podremos utilizar flores moradas o verdes que refuercen esa zona o un cuadro con marco dorado de nuestra familia y amigos.

✨En la esquina superior derecha es la zona del amor, aunque la oficina no es el lugar más adecuado para reforzar el amor, podemos poner un par de rosas rojas, o algún par de cosas rojas.

✨En la zona central superior se encuentra la fama, la reputación y la vida social, debemos reforzarla con rojo aunque al ser la zona destinada para el elemento del fuego, la lámpara será el mejor objeto para ello.

✨La última esquina es la de la riqueza y para reforzar esta zona necesitaremos objetos morados o de madera, aunque una figura de buda es un buen objeto para colocar en esa zona.


¿Te gustaron los tips para ordenar tu escritorio? Déjame tus comentarios.

Con amor,

Adriana

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.