Permítete recomenzar, es lindo! Con ésta frase recuerdo tanto a un profesor de la universidad que contaba sus historias de emprendedor y cuando su primer negocio se fue a la quiebra decía: bien, mi primera quiebra!

Yo me preguntaba: cómo puede sentirse feliz de haber fracasado?

Luego él explicaba que las quiebras económicas y los fracasos como emprendedor lo llevaron a madurar sus ideas, a ser más organizado, a estructurar planes de acción y de mejora, a capacitarse, a retarse y a superarse.

Wooooowwww que enseñanza tan grande!

En estos momentos que tantas personas están sumidas en la tristeza y en la angustia porque no saben qué hacer con sus emprendimientos, yo les digo que éste es un momento de oro para reinventarse, las más grandes ideas de la humanidad han surgido bajo situaciones de estrés, crisis y presión porque mueven lo «estable» y generan nuevas necesidades que requieren ser solucionadas.

Tienes que hacer el duelo? Hazlo

Tienes que llorar? Llora

Tienes rabia y frustración? Siéntela, exprésala!

Pero luego de hacer toda esa catarsis, recomienza…

El problema no es el problema, el problema es tu actitud frente al problema.

Feliz renacer, recuerda siempre la magnificencia de tu Ser.

Con amor, Adriana